25/12/09

¿Estámos en manos de los débiles?

Si admitimos que estamos en una economía con muchas incertidumbres, podemos concluir que es posible el siguiente escenario:
La demanda de acciones por parte de particulares y fondos ha encontrado precios atractivos y se ha incrementado desde mínimos de marzo.
La oferta de acciones por parte de las empresas a lo mejor no es tan atractiva a los precios actuales (más o menos bajos comparados con los máximos)
Lo que ha propiciado un desplazmiento de la curva de demanda hacia la derecha haciendo subir los precios de las acciones.
Bajo el supuesto de que las perspectivas empresariales no sigan siendo nada halagüeñas, se podía producir un aumento de la oferta de acciones por medio de las empresas si se considera que los precios actuales son razonablemente apetecibles.
En consecuencia si se produjera esto se produciría un aumento de la oferta que haría bajar los precios y tendríamos que ver si es absorbida por la demanda.
Algo así produciría una bajada de los precios de las acciones.
Sería una bajada más o menos drástica en cuanto la demanda de acciones no completara las expectativas de la oferta.
El volumen bajo de esta subida parece indicar este escenario donde parece haber habido una baja oferta de acciones por parte de las empresas y una demanda creciente por parte de individuales e instituciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario